Las Pruebas de Tensión en la banca constituyen una de las herramientas mas importantes para la gestión financiera y de riesgos en un contexto de muy alta incertidumbre en los mercados.

Estas pruebas permiten al gobierno corporativo disponer de un panorama objetivo de la evolución futura de los negocios bancarios y financieros, considerando el impacto económico extremo, pero de probable ocurrencia, que influyen en la continuidad del negocio.

La Prueba de Tensión permite advertir posibles desajustes significativos en los principales parámetros e indicadores de gestión de las entidades bancarias y financieras, facilitando a la alta gerencia el establecimiento de mitigadores y proporcionándole criterios de acción para enfrentar condiciones extremas en los mercados.

EXPERTO EBG: Dr. Jorge Ambram - Costa Rica